Ortodoncia infantil: ¿cuándo se recomienda el tratamiento?

PIN https://www.brackets.es/tratamientos-ortodoncia/brackets-zafiro-ceramicos-granada/

El tratamiento temprano se refiere al tratamiento de ortodoncia infantil iniciado antes de que el niño tenga la mayoría o todos sus dientes adultos. Además, el tratamiento temprano ocurre más a menudo antes del comienzo del crecimiento de la pubertad del niño. Este tratamiento suele estar orientado a corregir las malposiciones de los dientes y/o mandíbulas, mejorar la función, la estética y, a veces, la confianza en sí mismo del niño.

¿Cuándo se recomienda el tratamiento temprano?

En la mayoría de los casos, la finalización satisfactoria del tratamiento temprano no elimina la necesidad de utilizar brackets en una etapa posterior, cuando todos los dientes adultos han salido. Como resultado, los niños que pasan por dos fases de tratamiento ortodóntico suelen experimentar tiempos de tratamiento global más largos, así como tarifas de tratamiento combinado más altas.

Teniendo esto en cuenta, el Dr. Ignacio García Espona sólo recomienda el tratamiento temprano para aquellas condiciones que merecen una intervención basada en investigaciones científicas aceptadas. Así pues, se recomienda el tratamiento temprano para las siguientes condiciones ortodónticas:

Una “submordida” o el desarrollo de “clase III”. En este escenario, los dientes inferiores están delante de los dientes superiores. Este problema puede ser interceptado con mayor frecuencia para evitar tratamientos más complicados más adelante. Una mascarilla o un “casco invertido” es el aparato de elección.

“Mordida cruzada” de un diente anterior que causa recesión de las encías, desgaste del diente permanente o desplazamiento de la mandíbula inferior al cerrarse. Esto puede corregirse con un retenedor removible o con brackets zafiro para seleccionar los dientes.

“Mordida cruzada” posterior resultante de una mandíbula superior estrecha. La expansión del maxilar superior con un expansor cementado a los dientes superiores se produce rápidamente en un período de 2 a 3 semanas; el expansor suele dejarse en su lugar durante otros 6 meses para su estabilización.

Un hábito de succión de dedos y pulgares. Un hábito de succión persistente más allá de los 5 años de edad debe ser interceptado con un aparato “recordatorio” cementado a los dientes superiores. Estos hábitos casi siempre se interrumpen poco después de la inserción de este aparato.

Dientes impactados o dientes que erupcionan lejos de su objetivo normal. Ocasionalmente, es necesario un corto período de tratamiento para colocar los dientes incisivos en su posición correcta.

Según la investigación

Las investigaciones ortodónticas de los últimos años han demostrado claramente que el tratamiento precoz de los problemas de “clase II” (dientes frontales superiores prominentes o “dientes de ciervo”) tiene poco valor y puede en realidad causar otros problemas.

Los niños que se someten a un tratamiento en dos fases para problemas de clase II suelen experimentar “agotamiento” debido a un tratamiento prolongado. Otras desventajas pueden ser el aumento del coste, la posible reabsorción de las raíces (“desafilado” de las raíces) y la descalcificación del esmalte o las manchas en los dientes.

Los problemas de clase II se tratan mejor durante el período de crecimiento de la pubertad, cuando la mandíbula inferior crece más rápidamente. Este momento corresponde más a menudo al momento en que el niño tiene la mayoría, si no todos, sus dientes adultos.

Como resultado, el Dr. Ignacio García Espona supervisará cuidadosamente el desarrollo dental y la maduración física del niño para tratar estos problemas de ortodoncia infantil en Granada con una fase de tratamiento integral.

Clínica de Ortodoncia Granada | Ignacio García Espona
Clínica dental en Granada
Dirección: Camino de Ronda, 74, 18004 Granada
Teléfono: 958 52 10 16